martes, 29 de julio de 2014

¿Qué tipo de estudiante de PoleDance eres?

La instructora norteamericana de PoleDance, Michelle Shimmy, quien además lleva un interesante blog sobre esta actividad, ideó una lista de “personalidades” PoleDance. Aquí te traemos una traducción al español de su texto. ¿Sabrías decir cuál es tu perfil?
La kamikaze: Esta estudiante de Pole siembra miedo en el corazón de la entrenadora. La kamikaze se muestra sin preocupaciones ante el efecto de la gravedad. Esta chica no le presta atención a la regla fundamental del PoleDance: de no sostenerse al tubo con alguna parte del cuerpo, éste caerá inevitablemente hacia el suelo.
La kamikaze estará de acuerdo cuando la profesora dé clara instrucciones sobre cómo evitar caerse ante un nuevo movimiento. Sin embargo, cuando le toque su turno en el tubo ésta se lanzará hacia el suelo sin importarle tanto su propia seguridad como las de las demás inocentes observadoras.
Afortunadamente las kamikazes poseen la bendición de siempre evitar pegar la cara al piso en el último momento y así viven para bailar un día más.
Tip: Intenta evitar darle un ataque al corazón a tu instructora de PoleDance sosteniéndote así sea con un brazo o pierna a la vez.


La ex bailarina de jazz: Esta chica sabe que en el baile hay matemáticas. Le encanta una rutina bien contada, en la que cada movimiento cae exactamente en una cuenta de 8 tiempos. Si te fijas de cerca puedes ver sus labios moverse ligeramente mientras danza: “uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho…”.
Nada frustra más a la ex bailarina de jazz que una instructora que no sepa contar apropiadamente. Puedes verla mostrar una expresión desesperada en su rostro cuando conversa el tema con su profesora.
Tip: Si necesitas contar, baila a tu propio ritmo. Y si tu ritmo es el correcto y el de las demás no, ¿a quién le importa? Recuerda que usualmente las poledancers no están entrenadas clásicamente así que tenles paciencia.
La autodidacta: Esta es una estudiante de PoleDance que comenzó su trayecto en casa, en la sala, corriendo entre su X-Pole y su laptop. Es aficionada a YouTube y Facebook y ha conseguido progresar hasta un nivel increíble en casa hasta eventualmente llegar a inscribirse en el estudio de pole más cercano.
La autodidacta se agobia en clases, cada movimiento tiene un nombre diferente para ella. Utiliza su pierna izquierda cuando todas usan la derecha. Se incomoda un poco por todo el ruido y locura de una clase con 10 otras chicas, ¡pero le encanta!
Tip: Asiste a una clase de vez en cuando. Te sorprenderá lo fácil que es hacer trucos y movimientos cuando otro ya los ha descifrado antes.


La estudiante sobreconfiada: Esta chica confía ciegamente en su profesora de PoleDance. Ella sabe que siempre estará allí para salvarla y evitar que se caiga. Pero no de forma metafórica sino de forma literal. Se dejará caer sin previo aviso esperando que su instructora la atrape.
Una buena profesora de PoleDance se preparará para esta estudiante quitándose sus zapatos de stripper, buscando colchonetas y adoptando una posición adecuada cada vez que esta chica intente un movimiento difícil.
Tip: ¡Trata de avisar antes de que te vayas a dejar caer!
La prodigio: Esta estudiante de PoleDance es una entretenedora por naturaleza. Cada movimiento le sale perfecto al primer o segundo intento. Nunca siente dolor y no tiene miedo. Igualmente sus profesoras quedan impresionadas por sus habilidades y se enervan al ver lo rápido que va llegando al mismo nivel de ellas.
Esta es la chica a la que todas aman odiar. Pero no la odies, ¡ámala! No puede evitar ser tan genial, y además, si la tratas bien, puede darte trucos y tips de cómo sacar ese movimiento que te está costando.

Tip: Sigue siendo genial y trata de mantenerte humilde…

La guerrera: No es natural cuando de PoleDance se trata pero le encanta y lo demuestra. Es dedicada, trabajadora y, a pesar de que su progreso es lento, cada victoria obtenida es una celebración para ella y para su profesora. Ha repetido cada nivel al menos dos vedes pero poco a poco se ha ido volviendo más fuerte y flexible. Quizás nunca llegue al nivel avanzado pero trabaja fuertemente para ser la mejor poledancer que puede llegar a ser.
Tip: ¡Sigue así!
La estudiante “no puedo”: Esta persona está firmemente convencida de que hay algo fundamentalmente diferente en su cuerpo en comparación con las demás y que eso la hace incapaz de algunos movimientos. Esta creencia usualmente de algún comentario que un médico o fisioterapeuta le hizo hace varios años atrás y ella se lo tomó muy a pecho.
Esta chica tomará el tubo entre sus manos y dirá “no puedo hacerlo” incluso antes de intentar el movimiento.
Tip: Mantente positiva, no crees limitaciones para ti misma.

El gatito asustado: Es una variación de la estudiante “no puedo”. El gatito asustado se rehusa a intentar un neuvo movimiento hasta que ha visto a cada una de las demás estudiantes intentarlo y sobrevivirlo. Esta chica requiere mucho convencimiento, persuasión y sobornos de parte de su profesora para subirse al tubo. Aún así lo hace sin mucha voluntad y con miedo en los ojos.
Es un misterio para todos el porqué a El gatito asustado le gusta tanto el PoleDance cuando pasa la clase entera en terror pero ahí está ella todas las semanas, lista para asustarse de nuevo.
Tip: Ten el número de los bomberos en marcado rápido, son excelentes para bajar gatitos asustados de los árboles y se manejan bien en el tubo también.
La atleta: Es la estudiante que ha hecho todo tipo de deportes bajo el sol. Es fuerte, flexible, rápida y coordinada pero no puede, por nada del mundo, poner punta de pies, extender sus extremidades, arquear la espalda o sacar el pecho. Puede confundirle el hecho de descubrir que el PoleDance quizás es la única actividad en la que no es natural.
Puedes identificar a la atleta cuando llega a su primera clase de PoleDance con shorts de correr. No la verías nunca bailar con tacones porque no puede ni siquiera caminar con ellos, de hecho no sabe si posee un par.
Tip: Practica tu lado sensual en casa frente a un espejo cuando nadie te esté mirando.
La chica buena que se volvió mala: Esta es la chica que mantiene en secreto para todo quien la conoce que practica PoleDance. Casi no puede creer ella misma que se inscribió en esta disciplina. Es la calladita que se para en la parte de atrás del salón y es demasiado tímida como para hablarle a alguien.
Puedes distinguirla por el hecho de que se ríe sola con frecuencia y murmura para sí misma: “No puedo creer que estoy haciendo esto”. Es una dama en la calle y una “pole freak”.
Tip: ¡Sigue así!
La ama de casa desesperada: Es la felizmente casada, mamá, que tiene devoción hacia el PoleDance así como a su esposo e hijos. Eso es, por supuesto, hasta que ellos se interponen entre ella y su tubo. Desafortunadamente esposos e hijos se horrorizan con el hecho de que su esposa y mamá es una poledancer. Recuerde esposos pole: esposa feliz, vida feliz.
Tip: No muestres tus trucos de PoleDance en las fiestas de tus hijos.
La estudiante de desafíos de sus habilidades motoras: Esta chica no es dueña de su propio cuerpo, es más, pareciera que éste tiene mente propia y tiene poco o ningún control sobre lo que su cuerpo hará. En su cabeza entiende que debe enganchar su pierna derecha alrededor del tubo pero algo sucede con las señales que envía el cerebro que termina agarrándose desesperadamente del tubo con el brazo izquierdo.
Esta estudiante usualmente no sabe distinguir izquierda de derecha o arriba de abajo.
Tip: ¡Lo vas a lograr! Se volverá más fácil mientras tu memoria muscular se desarrolla.


Post original y muchas cosas mas: Poledance venezuela

miércoles, 23 de julio de 2014

10 razones para NO participar en un concurso de diseño

Los concursos de diseño son un mal que hay que asumir que existe. Son como una enfermedad crónica que difícilmente tiene cura, pero que con los fármacos adecuados podremos paliar los efectos.




Hacer concursos es legal, en ocasiones es una buena opción, la competencia y la competitividad sana siempre es buena, pero demasiadas veces es el camino de empresas u organizaciones sin conciencia –a veces sin cultura– para timar a un buen número de incautos diseñadores que por unos euros se partirán la cara para intervenir en el proyecto.
Participar puede ser una opción si te encuentras sin nada mejor que hacer, pero seguro no es la solución a futuro. Es curioso observar a diseñadores defender los concursos de diseño cuanto más joven se es, y justo lo contrario cuando más años se tienen. La experiencia hace virtud.
Aquí una serie de puntos que debes tener en cuenta antes de participar en un concurso:
1. Es especulativo. Los que convocan un concurso de diseño quieren comprar barato para vender caro. No les importa nada el desarrollo del proyecto, sólo quieren ver opciones, probar, comparar… incluso algunos sirven para hacer un buen test de posibilidades de negocio.
2. No decides el precio. Un sector o un profesional que no puede fijar el precio de sus servicios está abocado al cierre. Si dejas que alguien imponga lo que quiere pagarte por tu trabajo llegará el día que será tan poco que no te compensará. Y hay cientos de ejemplos en la historia en otros sectores.
3. No es bueno para ti. Concursar significa trabajar sin saber si obtendrás un beneficio, es decir, si al final del mes ganarás dinero. Imagina que te dijeran esto en una empresa. ‘Ven a trabajar y al final del mes ya veremos si te pagamos’. Seguro que dirías que no. Entonces, ¿por qué te presentas a concursos cuando el sistema es el mismo? En un concurso de diseño trabajan todos pero solo cobra uno. Moralmente es una tomadura de pelo. Cuando te propongan participar en un concurso pregúntale al que convoca si en su empresa trabajan todos pero solo le pagan al que lo hace mejor.
4. Pregúntate quién se aprovecha. Normalmente alguien sale ganando en un concurso de diseño y no suele ser precisamente el ganador. La empresa se ahorra un montón de cosas. En ocasiones se ahorra hasta puestos de trabajo ya que prescinde de directores de marketing o de publicidad y delegan sus funciones a aquellos que quieran participar en el concurso. El aprovechamiento es doble, no pago a un profesional para que me diga lo que tengo que hacer o que incluso lo haga y encima, por muy poco, me resuelven el problema un montón creativos a los que solo tengo que pagar la cantidad que yo quiero y solo a uno de ellos.
5. Un concurso puede ser trabajo. Imagina la situación idílica en la que nadie se presentará a un concurso. Nadie de nadie. Todos esos trabajos pasarían a convertirse en encargos. Encargos que supondrían el aumento de trabajo en los estudios y agencias y que repercutirían en el aumento de empleo.
6. Cuanta inversión supone. Normalmente oímos la falacia de que no nos cuesta nada participar en un concurso. Parece que nadie se da cuenta de que el alquiler, el ordenador, la electricidad, la conexión de internet, la tinta de la impresora, del software y la tipografía… mejor no hablar. Sí es verdad, tu tiempo no supone un coste, pero todo lo demás sí y si no ganas lo gastas sin retorno.
7. Lee las bases. En ocasiones, en la mayoría diría, participar en un concurso de diseño significa aceptar unas bases totalmente abusivas. Se suelen quedar con todos los derechos de explotación e incluso de autoría. Y no solo del ganador, en ocasiones, de todo el que participe. Esto no tiene por qué ser así. Una cosa es que una empresa te pague por ganar un concurso para hacer un dibujo pero no tiene por qué quedarse con todos los beneficios que produzca ese dibujo por los siglos de los siglos. Ni tiene por qué modificar a su antojo tu trabajo o revenderlo a otra empresa. La Ley de la Propiedad Intelectual nos protege y muchos de estos usos que se suelen presentar en las bases son directamente ilegales. Exígelos.
8. El diseño no es un juego. Participar en un concurso de diseño es igual a jugar. Si consideras el diseño como una profesión y no como un juego no deberías participar en concursos. Seguramente si quieres ganar algo de dinero con los concursos mejor preséntate a los concursos de la tele en los que siendo un juego de verdad te aseguro que ganarás más dinero. No tienes que comprarte ordenador, ni pasar noches sin dormir, vas al lugar, respondes o haces el ridículo y te pagan si ganas. Fácil, efectivo y rápido.
9. Si tu no lo haces, ¿por qué dejas que te lo hagan a ti? La frase tan usada de ‘no hagas lo que no te gustaría que te hicieran’ sirve aquí a la perfección pero al revés. Cuando pides los servicios de cualquier profesional (médico, fontanero, peluquero, arquitecto, pintor… ) tú no llamas a varios para que te hagan el servicio y luego solo pagas por el que más te gusta. Si tú no lo haces, ¿por qué dejas que lo hagan contigo?
10. Cavas tu propia tumba. A la redacción nos llegó una historia en la que una diseñadora había ganado un concurso de diseño en una plataforma decrowdsourcing. Un logo. Como es lógico el cliente le solicitó adaptaciones del logo a papelería, rotulación, web… Cuando la diseñadora le pasó el presupuesto, el cliente no daba crédito a los precios. En el concurso, él decidió el dinero que quería gastarse y ahora se lo imponían y no era precisamente poco. Ante la situación le dijo a la diseñadora que lo sacaría a concurso, otra vez, y que se lo harían por menos de la mitad de lo que ella estaba pidiendo. Ahí es donde se dio cuenta que presentándose al concurso había cavado su propia tumba. Nunca conseguiría tener proyectos serios y con presupuestos razonables si los clientes solo encargaban los proyectos a concurso.
Es cierto que hay sectores en los que participar en un concurso es la única manera de conseguir proyectos: publicidad, arquitectura, ingeniería… Sigo pensando que no es el camino, cada uno decide cómo quiere trabajar y hasta qué punto está dispuesto a ceder, pero como dice el punto 5, si nadie se presentará seguro que las cosas cambiarían. Ahora depende de ti que valores cada punto.


Post Original Grafica.info

martes, 22 de julio de 2014

Hermes, colección Circa 1952

Ejemplar de 1952 en los archivos de LIFE, fotografiada por Gordon Parks, con una colección inusual de Hermès; vestidos pintados. Avant-garde, divertido pero clásico,  una colección que ha inspirado generaciones, acaso alguien recuerda el famoso Traje con bolsas y botones pintados  de Moschino usado en la película Kill Bill? este es su antecedente e inspiración... 
Adelante las imágenes de la colección Moschino 'trompe l'oeil' 






lunes, 21 de julio de 2014

Bolas bordadas, la invaluable colección de una mujer de 92 años

Con 92 años de edad, una abuela japonesa ha hecho a mano esta impresionante colección de pelotas  bordadas. Ella ha creado cerca de 500 diseños únicos que han sido fotografiados por su nieta NanaAkua ...

92-Year-Old Woman-Embroided-Astounding-Collection-of-Traditional-Japanese-Temari-Balls-1

92-Year-Old Woman-Embroided-Astounding-Collection-of-Traditional-Japanese-Temari-Balls-2

92-Year-Old Woman-Embroided-Astounding-Collection-of-Traditional-Japanese-Temari-Balls-3

92-Year-Old Woman-Embroided-Astounding-Collection-of-Traditional-Japanese-Temari-Balls-4

92-Year-Old Woman-Embroided-Astounding-Collection-of-Traditional-Japanese-Temari-Balls-5

92-Year-Old Woman-Embroided-Astounding-Collection-of-Traditional-Japanese-Temari-Balls-6

92-Year-Old Woman-Embroided-Astounding-Collection-of-Traditional-Japanese-Temari-Balls-7

92-Year-Old Woman-Embroided-Astounding-Collection-of-Traditional-Japanese-Temari-Balls-8

92-Year-Old Woman-Embroided-Astounding-Collection-of-Traditional-Japanese-Temari-Balls-9

92-Year-Old Woman-Embroided-Astounding-Collection-of-Traditional-Japanese-Temari-Balls-10
92-Year-Old Woman-Embroided-Astounding-Collection-of-Traditional-Japanese-Temari-Balls-11

martes, 15 de julio de 2014

Arte con pescado!!

Anne-Catherine Becker-Echivard es una fotógrafa y artista francesa que ha creado una serie de fotos muy originales, en la que se observan a  peces sustituyendo las personas en sus rutinas diarias. Ella le dio una visión muy poco convencional a nuestra vida cotidiana. 
La idea de la introducción de animales en escenarios cotidianos no es nueva, pero con las cabezas de los peces muertos es probablemente la primera vez. Todas las escenas se ponen juntas en el apartamento de Anne-Catherine en Berlín. En la creación de una sola escena se puede llevar  desde un mes hasta tres. La idea básica de las obras de la artista es que nos hemos convertido en víctimas de nuestra evolución. Sin identificación e incluso la definición de sexo a veces se convierte en un problema.












jueves, 10 de julio de 2014

Los tatuajes del Mundial

Artículo posteado por la BBC mundo el dia de hoy, sin embargo decidí no incluir todo 
el contenido en el Blog de Makandaxu, debido a que la firma final  es tendenciosa y 
un tanto discriminatoria, para leer el post original dar click en el enlace para saber 
a lo que me refiero.


Tatuajes
Los tatuajes han remplazado las barbas y los bigotes de antaño en los jugadores de fútbol.
El Mundial de Brasil se está convirtiendo en uno de los mejores de la historia por sus logros (goles a granel, partidos intensos y memorables como el 7-1 de Alemania a Brasil) y sus decepciones (Italia, Inglaterra y España de regreso en la primera ronda, entre otros).
Pero también, a través de la transmisión de los partidos nos hemos dado cuenta que esta Copa del Mundo también ha sido el torneo de los tatuajes.

Mauricio Pinilla, Chile
Y cada uno de ellos tiene una historia que contar. Por eso en BBC Mundo hemos elegido las mejores para contárselas.
Es el tatuaje del Mundial. Hecho hace pocos días, le ha servido al delantero chileno del Cagliari y de la selección para recordar su momento en la copa: el tiro que se estrelló contra el travesaño en el minuto 115 en el partido por los octavos de final contra Brasil y que de haber entrado, hubiera significado la eliminación del equipo anfitrión.
La frase bajo el dibujo lo dice todo "A un centímetro de la gloria".
"Ese dibujo refleja el profundo desespero que esta persona está sufriendo", dijo David Fletcher, un sicólogo deportivo de la Universidad de Loughborough.
Y añadió que: "Es interesante que ese tatuaje esté en su espalda, más que en su brazo o en sus piernas. Lo que sugiere que es más para hacer una declaración de cómo estuvo tan cerca de la gloria".
Mauricio Pinilla

Sergio Ramos, España

Sergio Ramos
Los gemelos de las piernas del defensa del Real Madrid y de la selección española muestran los trofeos más importantes que ha ganado como jugador: la Copa del Mundo de 2010 y la Champions League de 2014.
Ramos y sus compañeros de la "Roja" tenían grandes ilusiones en reconquistar el título obtenido en Sudáfrica, pero fueron eliminados en la primera ronda.
"No todos los tatuajes tienen una narrativa incluida, muchos solo están hechos para mostrar", dijo Matt Lodder, un historiador del arte de la Universidad de Essex.

Nigel de Jong, Holanda

Neil de Jong
El artista Ade Itameda, cuyos dibujos están inspirados en los adornos y tallados de la cultura indígena de Indonesia, diseñó una especie de armadura de guerrero para tatuarla en el pecho, los brazos y las manos del mediocampista holandés.
"La idea del guerrero evidencia lo importante que es el tema del Mundial para él", anotó Fletcher.
"Demuestra que este momento de pelear, de convertirse en un gladiador es algo fundamental en su ser y no tiene ninguna duda que este instante definirá el resto de su vida. No es solo un partido de fútbol", añadió.

Daniele de Rossi, Italia

Daniele de Rossi tatuaje
El mediocampista de la Roma quiso tatuarse su "dureza" en el campo –que algunas veces le ha causado problemas- con una especie de señal de tránsito que alerta sobre un inminente bloqueo con pierna fuerte, ubicado en su gemelo derecho.
Pero como muchas veces durante los partidos hay que llevar las medias arriba, es en los entrenamientos cuando se puede apreciar el original diseño.

Neymar Jr., Brasil

Neymar Jr.
Tal vez cuando Neymar Jr. se inscribió en el cuello "Tudo Passa" (Todo pasa) no sabía el tamaño filosófico que tienen ahora sus palabras: con una lesión en la espalda que lo sacó de la Copa del Mundo y con la goleada de Alemania 7-1, es tal vez el mejor consejo que pueden recibir sus compañeros.
Pero hay un consuelo: con sus 22 años, Neymar Jr., puede redimirse en los próximos mundiales de 2018 y 2022. La estrella brasileña también tiene tatuados en las piernas las palabras "Osadía" y "Alegría", los cuales fueron hechos antes de llegar al Barcelona.

Raheem Sterling, Inglaterra

Raheem Sterling
El joven delantero se inspiró para sus dibujos en los recuerdos de su infancia en el oeste de Londres. Un niño que mira el famoso arco de Wembley, acompañado por una frase: "Es un sueño".
"Wembley estaba al doblar la esquina", recordó. "Me iba en mi bicicleta hasta el parque que estaba cerca del estadio. Es algo que siempre quise, jugar para Inglaterra y ser el mejor jugador de fútbol que podía ser".

Raúl Meireles, Portugal

Reul Meireles
Es un complejo tatuaje que adorna su pierna derecha y puede ser visto como una "autobiografía" del mediocampista portugués.
El diseño incluye la Torre de los Clérigos que está ubicado en la ciudad del jugador, Porto y un Fado o guitarra portuguesa.
También se puede apreciar la fachada de la mezquita azul en Estambul, donde está basado su club el Fernebache y está conectado con una cabina de teléfono típica londinense, que recuerda su paso por el Chelsea.

Tim Howard

Tim Howard
El portero estadounidense es uno de los jugadores más "decorados" en el Mundial de Brasil. Tiene el logo de Superman, dragones y crucifijos en su colección de dibujos sobre la piel. En esa agrupación de tatuajes se encuentra el rostro de su madre cuando era joven y su abuelo en uniforme militar.
"El trajo algunas fotografías para trabajar sobre ellas", dijo Sam Wisniewski, uno de los propietarios del estudio Aurora donde se hizo el trabajo artístico del portero de la selección de Estados Unidos.
"Él sabía lo que quería cuando nos sentamos hablar sobre el tema. Si el diseño es realmente personal y sabemos toda la historia, es mucho más fácil hacer el trabajo", señaló Wisniewski.
Por lo general Howard no muestra sus tatuajes en público durante los partidos. Esta imagen corresponde a una campaña realizada para el grupo protector de los animales, Peta.

Lionel Messi

Lionel Messi
La gran estrella argentina no tenía muchos tatuajes, pero con el nacimiento de su hijo Thiago todo cambió. Ahora luce, con orgullo, el nombre de su primogénito junto a dos brazos que se presumen están basados en los del niño que ahora tiene un año y medio.

Igual, tampoco busca presumirlo mucho porque generalmente el tatuaje está cubierto por una media.