jueves, 10 de marzo de 2016

Hacerte tatuajes puede fortalecer tu sistema inmunológico

Hacerse un tatuaje es una de esas decisiones que debemos madurar a conciencia. 
Lo que nos dibujemos  estará ahí para toda la vida, por lo que lo mejor es pensar
 concienzudamente en un diseño que queramos conservar. Además, muchas personas
 son reacias a este tipo de prácticas, por miedo a reacciones adversas resultantes
 de la inyección de tinta debajo de la piel.

Sin embargo, lo cierto es que, siempre que se realicen en sitios habilitados 

correctamente, no tiene por qué pasar nada; es más, según un nuevo estudio, 

publicado en la revista American Journal of Human Biology, puede incluso 

fortalecer nuestro sistema inmunológico.



La relación entre tatuarse e ir al gimnasio

Estos investigadores decidieron ahondar en este asunto al darse cuenta del parecido 
que existe entre ir al gimnasio y tatuarse. Por lo general, cuando vamos al gimnasio 
por primera vez, salimos de allí odiando al señor que decidió inventar la cinta de correr, 
sudando la gota gorda y con dolores hasta en el carnet de identidad. Sin embargo, 
poco a poco, nuestros músculos se fortalecerán y estos efectos dejarán paso a un 
mayor bienestar, menos problemas con la respiración y la ausencia de las agujetas.
Si os paráis a pensarlo, tatuarse es algo similar. Cuando una persona se tatúa por 
primera vez, su cuerpo se debilita por la entrada de un agente extraño que, además, 
no entra haciendo cosquillas precisamente. Pero eso sólo ocurre al principio. 
Si decidimos hacernos más tatuajes, esa sensación va desapareciendo, pues la tinta 
ya no es ninguna desconocida para nuestro cuerpo.

¿Por qué tener muchos tatuajes fortalece el sistema inmune?

Basándose en estas similitudes, estos científicos decidieron reclutar a un grupo 
de voluntarios a la salida de una tienda de tatuajes. Concretamente fueron 24 mujeres
 y 5 hombres, a los que se preguntó sobre el número de tatuajes que tenían y la 
duración de cada sesión. Además, también se les extrajo sangrepara comprobar 
los niveles de Inmunoglobulina A y  cortisol. La primera es un anticuerpo, porst lo 
que se asocia directamente con el sistema inmunológico, mientras que la segunda 
es una hormona que sirve como indicador del estrés.

Como sabéis, el estrés se asocia al debilitamiento del sistema inmune. Por eso, 
cuando estamos estresados con el trabajo, la familia o los estudios es mucho 
más frecuente contraer algunas enfermedades. ¿Pero qué tiene que ver el estrés
 con los tatuajes? Pues mucho. Como comprenderéis, ver como un desconocido 
te introduce una aguja bajo la piel y la va desplazando mientras emite un ruidito 
irritante no es una sensación agradable; aunque en ese momento piensas lo bien 
que va a quedar el tatuaje y se te pasa un poco.

Por eso, aquellos voluntarios que se habían hecho su primer tatuaje, tenían el 
cortisol por las nubes, mientras que la inmunoglobulina A había disminuido 
notablemente. Sin embargo, los que ya se habían hecho varios, sólo sufrían 
una leve caída en los niveles del anticuerpo como resultado del aumento de 
cortisol, por lo que se entiende que su sistema inmunológico había quedado 
reforzado.
Sería necesario repetir este estudio con un número de voluntarios mayor para poder 
afirmar tajantemente este hecho, pero parece ser que sí, que tatuarse muchas 
veces fortalece el sistema inmunológico. Eso sí, cuidadito con el diseño. Los
 nombres de ex parejas también pueden fortalecer los malos recuerdos y, sobre todo, 
la vergüenza.

Post original: omicrono

martes, 19 de enero de 2016

Los tatuajes y el paso del tiempo

La técnica de tatuado consiste en introducir un pigmento en la dermis, lo que lo hace permanente, indican especialistas del Hospital Alemán, Argentina. Pero los tatuajes cambian al envejecer porque la piel sufre diversas alteraciones que modifican su aspecto original.


Los tatuajes de mayor tamaño y líneas más gruesas envejecen mejor que aquellos que son más pequeños y detallados, dado que los trazos finos acaban desvaneciéndose en aproximadamente 10 años, afirma Ian Eames, profesor del University College London.

Los años pasan por la piel


Pese a que los tatuajes que están finamente detallados se ven bien cuando son recientes, pueden perder su definición con mayor rapidez, aunque depende también de que tan bien estén realizados los trazos desde un inicio.

x


Lo anterior se debe a que dado que la tinta está creada en muchos de los casos con metales pesados como el mercurio, plomo, zinc y hierro, entre otros,  al entrar el contacto con el cuerpo, el organismo genera una respuesta inmune que hace que los glóbulos blancos acudan a limpiarla.

En ese proceso se eliminan del cuerpo algunas de las partículas de la tinta, pero otras permanecen y quedan atrapadas en el tejido conjuntivo del organismo, formando parte del tatuaje. Después de un mes, el nexo entre la epidermis y la dermis se reforma, y el dibujo queda permanente en la piel.

x


Y si bien es permanente, no siempre tendrá su aspecto original, con el envejecimiento, las células que contienen la tinta mueren, se dividen o se desprenden del organismo, proceso que de manera inevitable hará que se vean diferentes.


El tipo de piel, la edad, el tamaño, la exposición a la luz solar y el tipo de tinta que se utiliza son factores que determinan la manera en que el tatuaje se distorsionará con el tiempo”, afirma Ian Eames.

No sólo el envejecimiento tiene implicaciones en la manera cómo se verá el tatuaje conforme pasen los años, los cambios en el peso o el embarazo, son también factores que afectan la apariencia, afirma Ennio Barrón, dermatólogo del Instituto Latinoamericano de la Piel.  

En hombres, la tinta en los brazos o abdomen suele alterarse significativamente por las variaciones de peso, mientras que en mujeres notarán más diferencias si los tatuajes son en las caderas, los muslos, los senos o el vientre”, afirma el dermatólogo.

Saber que los tatuajes cambian al envejecer, no es un factor que haga desistas de tu elección de colocarte uno, pero sí debes tener en cuenta que no siempre serás la misma, tu piel se arrugará con la edad, causando que el aspecto cambie y con ello tendrás que seguir viviendo.

Post Original Salud 180

lunes, 30 de noviembre de 2015

10 cosas que tu tatuador no te dirá

La industria del tatuaje se ha convertido es una de las más redituables del mercado. Cada vez existe más demanda y por este motivo los tatuadores se han convertido en verdaderos artistas. Son profesionales que poseen gran talento y que además invierten gran parte de su vida perfeccionándolo; es una labor que tiene de por medio mucha pasión.  


El precio medio por hora de trabajo de los tatuadores en Estados Unidos varía entre los 80 y los 350 dólares, dependiendo de la fama del artista o la ciudad; pero donde realmente está el dinero es en la eliminación de tatuajes. A medida que se hacen adultos, muchos de los que en su juventud pintaron su piel, deciden borrar los tatuajes. Esto debido a una serie de puntos o  recomendaciones que los tatuadores no nos dicen, ya que de hacerlo, realmente nos evitarían muchos problemas y errores en la vida. Pero justo en eso recae el éxito del tatuaje, cada vez se toma más a la ligera y se piensa menos el hecho de hacerse un tatuaje, lo que conlleva a una serie de arrepentimientos a corto o largo plazo.

Cosas no tan trascendentes que tal vez pocos se atreven a decir como: “es mejor no llevar niños o a todo tu grupo de amigos al estudio” o que “no actúes como si lo supieras todo”, o que “llegues puntual a tu cita”, no se comparan con estos 10 puntos que te mostramos a continuación, y que si tu tatuador no te lo dice, nosotros te lo diremos. 


Tatuarte el nombre de alguien que no sea tu madre o tu hijo, es una terrible idea


Cuando te tatúas el nombre de tu nuevo novio, básicamente le estás pidiendo al universo que destruya tu relación. Este tipo de tatuajes posen el lugar número uno en la lista de razones por las cuales la gente se remueve o se cubre un tatuaje; tu tatuador difícilmente se sincerará para evitar que cometas el peor error de tu vida.


¿Estás seguro de tatuarte otra vez?


Por más adicto que seas y por más que tu piel esté llena toda de tatuajes, nunca te preguntará si realmente estás seguro de hacerte uno nuevo, al fin y al cabo es su trabajo. 



No en todos los estudios hacen tatuajes en los dedos


En la mayoría de los estudios no hacen tatuajes en los dedos, pero no lo anuncian en la página web. El motivo es que esta zona del cuerpo está en constante movimiento y contacto, es común que la gente toque continuamente el tatuaje y éste más temprano que tarde, se decolorará. Los tatuadores piensan que no vale la pena gastar energía en este tipo de tatuajes, ya que se arruinarán en algún momento. 



Los tatuajes en el labio interior son temporales

tatuajes en el labio interior

Por la misma razón que el punto anterior, muy pocos tatuadores te advertirán que tu tatuaje desaparecerá al poco tiempo, ya que esta zona está todo el tiempo húmeda, y obviamente no te regresarán el dinero si esto sucede. Incluso existen algunos tatuadores que se niegan a hacerlo. 



Hacerte un tatuaje en el verano, no es una buena idea


El verano implica un clima caluroso, y no hay cosa que arruine más un tatuaje mientras se está “curando” que el sol. La tinta de los tatuajes está hecha de pigmentos que pueden borrarse fácilmente si son expuestos a los rayos ultravioleta. Es recomendable que recién te hayas hecho un tatuaje lo cubras perfectamente del sol y evites la playa durante al menos unas semanas. 


Deberías dejar propina



Pedir propina puede verse un poco “grosero”, pero en la industria del tatuaje es muy común que lo hagan, con mayor razón si el resultado que obtuviste fue excelente, esto te hará quedar muy bien con tu tatuador. Dirk Vermin, dueño de un estudio de tatuajes en Las Vegas, recomienda que por cada 100 dólares, dejes 20; es decir el 20% del precio total.  



Al menos ten una idea de lo que quieres


Ellos no decidirán por ti y en realidad es un poco frustrante que no sepas lo que quieres. Al menos ten en mente una idea general, así tendrán por donde comenzar y podrán apoyarte con algunas ideas que se relacionen. 


Lo que en realidad sucede con los tatuajes de tinta blanca



Lamentablemente tu tatuaje blanco se verá increíble sólo por algún tiempo. La realidad es que estos tatuajes eventualmente se tornarán amarillos.



Los precios no son negociables


Primero debes tener en mente que hacer un tatuaje es muy complicado, conlleva mucho tiempo y trabajo, en segundo, que un buen tatuaje también costará más dinero. Para estar seguro de que tu tatuador no te está cobrando de más, puedes buscar otras opciones y comparar costos, te darás cuenta que es el precio justo. 


Odian copiar el diseño de otro artista 



Al pedir que copien el diseño de otro artista, le estás diciendo que su trabajo no es tan bueno, o que no es tan bueno como el de otra persona. Existen tatuadores que tienen su propio estilo y ellos se encargarán de crear tu tatuaje desde los cimientos.  

Encuentra el post original en Cultura colectiva

miércoles, 21 de octubre de 2015

Malos tatuajes

Sin duda alguna elegir un buen tatuador es una tarea importante, lo mejor es no escatimar, tomar tu tiempo y no ahorrarte unos cuantos pesos por que si no, podrías correr con la suerte de estas personas, que marcaron su piel con esto:

¿Crees que tu tatuaje es malo?











miércoles, 14 de octubre de 2015

Hermosas ideas para tatuajes de mascotas (perros)

Muchos amamos tanto a nuestros perros como si fueran parte de nuestra familia y así como los llevamos en el corazón, también podemos llevarlos en la piel, aqui unas ideas de mini tatuajes de nuestros fieles compañeros:














jueves, 8 de octubre de 2015

Los mini tattoos mas bonitos

Una buena idea si vas realizarte tu primer tatuaje es comenzar con algo pequeño, a continuación encontrarás maravillosas ideas para hacer de tu tatuaje algo especial: