jueves, 19 de marzo de 2015

Tatuajes maravillosos de mayores de 60

¿Alguna vez te has preguntado como lucirán tus tatuajes cuando seas mayor? Muchos podrían creer que los tatuajes perderían forma y se vería más parecido a una mancha de color a una obra de arte genial. Pero esas personas pueden estar completamente equivocadas.

A continuación te mostramos fotografías que comprueban que aun teniendo 60 años tus tatuajes pueden lucir espectaculares, no es necesario que seas una persona joven para lucirlos con gran orgullo. ¿Te gustaría lucir así a esa edad?





















miércoles, 11 de marzo de 2015

Tatuajes en espalda para mujeres

La espalda es prácticamente un lienzo perfecto para tatuar, pues tiene un gran tamaño y permite que la creatividad fluya tranquilamente. Aunque claro, también tienes la posibilidad de hacerte uno o varios tatuajes pequeños.
Además, podemos mostrar o no nuestros tatuajes si es que así se desea. Otra ventaja es que a excepción de la columna misma o en algunos casos, en los omóplatos, la espalda generalmente no implica grandes dolores.

Cuando pienso en las desventajas de los tatuajes para la espalda, es que suelen ser muy grandes, por lo tanto son una enorme decisión que tomar, debemos hacernos algo que nos encante y nos fascina porque es una pieza grande. Otra quizá pueda ser el aspecto económico, aunque esto es algo bastante obvio...
En cuanto a diseños, bueno, existen algunos que son bastante populares a la hora de hacerse tatuajes para la espalda, como por ejemplo los de plantas y cosas naturales, como las flores de cerezo o los animales. En fin, sin más preámbulos, a disfrutar de esta galería con muchos tatuajes para la espalda que podrás considerar... 













jueves, 26 de febrero de 2015

Primer Tatuaje: Las 14 cosas que necesitas saber



1) Antes de hacerte un tatuaje no ingieras alcohol

ingerir alcohol antes del tatuajeNunca ingieras alcohol antes de hacerte un tatuaje. Además del hecho que ningún artista del tatuaje responsable o con cierta reputación le haría un tatuaje a una persona que ha estado bajo la influencia del alcohol, hay otra buena razón para no hacerlo. El alcohol adelgaza la sangre y hacerse un tatuaje con alcohol en tu cuerpo hará que sangres más durante el proceso. Esto también provocará que la tinta entre y salga de tu cuerpo y como resultado tendrás un tatuaje que se vea deslavado. También debes considerar que estar bajo la influencia del alcoholo nubla tus sentidos y puede causar que tomes una mala decisión. Puedes terminar con un tatuaje que no hubieras considerado hacerte si hubieras estado sobrio. Hacerse un tatuaje es una situación en la que no debes utilizar el valor holandés que proporciona el alcohol.

2) Antes de hacerte un tatuaje come bien

Comer algo que te satisfaga antes de hacerte un tatuaje te mantendrá cómodo. Es difícil relajarse si sientes hambre, de modo que es una buena idea comer bien antes. Si no te da tiempo de tomar tus alimentos, al menos come un refrigerio, esto incrementará tu nivel de azúcar.

3) Lleva prendas de vestir que le permitan al tatuador un acceso fácil al área que será tatuada

vestimenta para el tatuajeEs esencial que lleves prendas de vestir que le permitan al tatuador un acceso fácil al área que quieres tatuar. Aunque los artistas del tatuaje hacen su mejor esfuerzo para no manchar tu ropa de tinta, algunas veces sucede, de modo que es buena idea llevar alguna prenda que no te importe manchar de tinta. La ropa cómoda es una buena idea, especialmente si te vas a hacer un tatuaje grande o un tatuaje laborioso que implica pasar un largo tiempo en el salón de tatuajes.

4) Hazte acompañar de un amigo

Contar con un amigo contigo mientras te hacen un tatuaje te ayudará a relajarte y compartir la experiencia puede ser divertido. Pero tampoco te hagas de acompañar de un grupo de amigos ya que esto puede distraer al tatuador y el espacio dentro del salón de tatuajes puede verse muy limitado.

5) Duerme bien antes de tu tatuaje

duerme bien antes del primer tatuajeEs buena idea el que duermas bien la noche anterior al día en que te harás el tatuaje. Esto te hará sentir más relajado ya que la falta de sueño te pondrá nervioso y hará que tus músculos se tensen.

6) Antes de hacerte un tatuaje no te asolees

Evita el sol antes de hacerte un tatuaje. El sol causa irritación en la piel y las quemaduras del sol en la piel son dolorosas. Estar al sol también te hará sudar. Estar con la piel fresca disminuirá el sangrado que tendrás al hacerte el tatuaje.

7) Antes de hacerte un tatuaje no ingieras ningún medicamento


Inclusive los analgésicos que se venden sin receta te causarán un incremento en el sangrado. Algunas personas toman aspirinas para adelgazar su sangre, pero no aconsejamos esto cuando te vas a hacer un tatuaje, ya que al igual que el alcohol, adelgazará tu sangre e incrementará el sangrado que hará salir la tinta junto con la sangre. Cualquier medicamento que pueda tener un efecto en la piel también tendrá efecto en el tatuaje. Accutane es una forma de vitamina C utilizada para tratar en acné nodular. Los dermatólogos tienden a recomendar una espera de al menos seis meses después de haber dejado de tomar el medicamento antes de hacerse cualquier tratamiento que abra o rompa la piel, ya que puede causar cicatrices. Si estás tomando esa clase de medicamentos es mejor esperar hasta que dejes de utilizarlo antes de hacerte un tatuaje.
Las drogas ilegales como la cocaína y metanfetaminas causarán problemas con el sangrado y también al tratar de mantener al cliente quieto mientras se le hace el tatuaje. Aunque la marihuana no causa que la sangre se adelgace, tendrá un efecto ligero o no tendrá ningún efecto una vez que la aguja toca la piel, pero algunas personas han reportado que el fumar marihuana antes de hacerse un tatuaje aumenta el dolor.

8) Antes de hacerte un tatuaje limita tu consumo de café

En realidad el café te pone nervioso y disminuye tu habilidad para controlar el dolor de modo que es muy buena idea evitar el café o al menos reducir su ingesta antes de hacerse un tatuaje.

9) Elije cuidadosamente el área que va a ser tatuada especialmente si este es tu primer tatuaje

umbral del dolor parte del cueroTodas las personan tienen diferentes umbrales o niveles de dolor en diferentes partes del cuerpo cuando se hacen un tatuaje. Si este es tu primer tatuaje es buena idea discutir con tu tatuador el área que quieres tatuar antes de hacerte el tatuaje para evitar las áreas comunes que son menos placenteras al ser tatuadas.
Hay otras consideraciones que debes tener en cuenta cuando te haces un tatuaje, como son, los riesgos de salud asociados con el tatuaje y el cuidado posterior al tatuaje.

10) Riesgos de salud asociados con los tatuajes

Siempre debes hacerte un tatuaje en áreas en las que puedes tener condiciones de higiene óptimas. Las agujas que usa el tatuador siempre deben ser desechables, de otra forma te estarías arriesgando a contraer infecciones y enfermedades serias.
Aunque es raro, hay gente que presenta reacciones alérgicas a las tintas usadas, especialmente con algunos tonos de rojo y verde que contienen elementos metálicos. Las reacciones incluyen la comezón, secreción y en casos extremadamente raros shock anafiláctico.

11) Cuidando tu tatuaje

Después del tatuaje se recomienda mantener cubierta el área con un vendaje aproximadamente por tres horas. Después se recomienda dejar orear el área tatuada y luego cubrir varias veces al día con un ungüento suavizante y protector o con Bepantenol, aunque a menudo se utiliza petrolato o una crema de tipo hidratante, esta sustancia no es recomendada ya que puede opacar el color de tus tatuajes. El tatuaje debe lavarse diariamente y estar protegido de la luz del sol. No debes quitar las costras que se forman en el tatuaje. No utilices alcohol en tu tatuaje, no te rasques y no lo piques. Las próximas dos semanas evita nadar, tomar sauna, baños de vapor, los baños en tina y asegúrate de que la ropa que estará en contacto con el tatuaje es suave y está limpia. Tu tatuaje debe sanar entre veinte y treinta días después de habértelo hecho.

12) Qué es lo que debes buscar en un estudio de tatuajes 

estudio de tatuaje seguro Uno de los elementos más importantes de cualquier estudio de tatuaje debe ser la higiene . Los artistas del tatuaje deben de abrir gustosamente frente a ti los paquetes que contienen los objetos filosos y agujas de modo que compruebes que son estériles. Tu tatuador debe de utilizar un par de guantes de látex nuevos en cada procedimiento.Otra consideración importante es la tinta. La tinta utilizada en tatuajes debe ser tomada del contenedor y luego debe colocarse en un recipiente por separado que deberá ser desechado una vez que el tatuaje ha sido terminado. La tinta sobrante nunca debe regresarse al contendor original. Cuando eliges a tu artista del tatuaje debes hacerle varias preguntas, tales como cuánto tiempo se ha dedicado a tatuar. También debes ver fotografías de sus trabajos previos. Asegúrate que entiende exactamente lo que deseas y ve si te gusta su estilo de tatuajes antes de llegar a algún acuerdo.  Asegúrate de preguntarle a tu tatuador sobre los consejos posteriores al tatuaje y si puedes irte si es que en un momento dado no te sientes a gusto. 

13) ¿Los rayos-X pueden afectar mi tatuaje?


Si necesitas tomarte una placa de rayos-X no te preocupes, los rayos X normales no tienen ningún efecto en los tatuajes. Sin embargo si necesitas un estudio que implica el uso de la resonancia magnética, entonces si hay algún efecto. Esta clase de toma de imágenes puede calentar la tinta del tatuaje y llegar a causar quemaduras en la piel.
La mejor forma de evitar esto es cubrir el área tatuada con un paño húmedo y frío. Otra consideración adicional es que si te vas a hacer un estudio de resonancia magnética sobre el tatuaje este puede afectar la imagen tomada, asegúrate de informarle a tu médico que tienes un tatuaje si es que está en el área a analizar.

14) Los artistas del tatuaje o tatuadores NO son doctores

Acude al médico si piensas que tienes una infección. Los ungüentos proporcionados en los salones o estudios de tatuaje NO curan infecciones, sólo ayudan a prevenirlas. El tatuador sólo puede darte consejos sobre cómo cuidar tu tatuaje así como las mejores medidas a tomar para evitar una infección, pero si tienes una infección el médico es el único indicado para darle tratamiento. No dudes en pedir asistencia médica si has desarrollado alguna infección en la piel o cualquier otra complicación resultante del tatuaje.

Post Original Tattooers.net

martes, 10 de febrero de 2015

Falsos mitos sobre los tatuajes

El mundo de los tatuajes está rodeado de un aura de misterio (y muchas veces de misticismo) desde la antigüedad. En nuestros días, la abundancia de información disponible en todos los medios a nuestra disposición ha conseguido que sea más sencillo acceder a mucha más literatura acerca de sus orígenes, su historia y su significado, aunque paralelamente nuestra sociedad de la información es el caldo de cultivo ideal para la propagación de todo tipo de rumores, leyendas urbanas y mitos sin ninguna base científica.
A continuación recopilamos algunos de los falsos mitos más populares relacionados con el tatuaje que podemos encontrar circulando habitualmente por Internet.
1. La aguja de tatuar es una única aguja 
La creencia de que la máquina de tatuar emplea una sola aguja para realizar los tatuajes es totalmente falsa. Efectivamente, puede emplearse una única aguja para realizar ciertas partes de un tatuaje, perfilar líneas, trabajar detalles muy pequeños, etc. Pero en realidad el número de agujas que se emplea varía. Para ciertas tareas se emplean grupos de agujas (normalmente un número impar, 3, 5, 7 y hasta 15) soldadas. Estos grupos de agujas permiten a los artistas rellenar zonas amplias con mayor rapidez, realizar sombreados con un mayor control, o simplemente dibujar trazos más gruesos.

Paradójicamente, el número de agujas no está relacionado con el que tatuaje sea más doloroso; es decir un sombreado realizado con siete agujas, NO es siete veces más doloroso que si hubiese sido hecho una única aguja (hablaremos del dolor más adelante).
2. Los tatuajes sangran mucho 
En la mayoría de casos, cuando el tatuador comienza dibujando o perfilando el tatuaje sobre la piel casi ni se produce sangre. Cuando se sombrean o colorean zonas más amplias se suele sangrar muy poco, y además el tatuaje deja de sangrar por si solo en 5 o 10 minutos. Cuando la persona abandona el estudio llevando su tatuaje vendado lo normal es que la piel ya haya dejado de sangrar completamente. En definitiva, un tatuaje realizado correctamente no implica ninguna pérdida de sangre significativa.

3. Algunas tintas pierden intensidad con el tiempo 
verdad que algunos colores como el rojo y el azul pierden un poco de intensidad una vez se ha curado el tatuaje, pero una vez asentados los colores se mantendrán uniformes. En los últimos años las innovaciones técnicas desarrolladas en las tintas para tatuajes han aprovechado la incorporación de algunos nuevos pigmentos mucho más resistentes a los elementos (el sol, el paso del tiempo, etc.), lo que hace que los tatuajes actuales mantengan mucho mejor el brillo de sus colores con el paso de los años.

4. Los tatuajes se vuelven azulados con el paso del tiempo 
Cuando se habla de tatuajes, mucha gente tiene en mente la imagen de los antiguos tatuajes de color azulado / verdoso de la década de los 50s y 60s, o los típicos tatuajes “talegueros”(carcelarios) y del servicio militar. Hoy en día este efecto es inexistente gracias a la mejor calidad de las tintas empleadas y a máquinas de tatuar mucho más avanzadas y precisas.

5. La tinta blanca (o de colores claros) duele mucho más 
Este es otro error comúnmente extendido. Lógicamente el dolor no depende en ninguna forma del color de la tinta empleada en el tatuaje. El origen de esta falsa creencia está en la propia técnica del tatuaje. Habitualmente los colores claros son empleados en las fases finales del tatuaje (para realizar brillos o realces de ciertas zonas) cuando el tatuaje está casi finalizado, por lo que el tatuador necesita trabajar de nuevo sobre zonas anteriormente tatuadas, que suelen estar más sensitivas tras sesiones anteriores. Este hecho da la percepción errónea a mucha gente de que las tintas de color claro duelen más que cuando les realizaron la parte correspondiente a los colores oscuros.

6. El dolor del tatuaje es insoportable 
Es verdad que los tatuajes duelen; de eso no hay duda. Pero el nivel de dolor o de molestia depende de muchísimos factores, y en general todo el mundo tiene la sensación general de que “duele bastante menos de lo que esperaban”.
El factor determinante para el dolor de un tatuaje es sobre todo la zona del cuerpo enla que se realiza: cuanta más terminaciones nerviosas tenga la zona del cuerpo, más doloroso será el tatuaje, siendo las zonas más sensibles, la palma de las manos, la cara, el interior de los muslos y los brazos, y la que menos la espalda. También es importante lo mullida que sea la zona. La máquina de tatuar hace impactar las agujas contra la piel, si la piel que se está tatuando está en zonas bajo las cuales hay hueso o poca carne que amortigüe los impactos, el tatuaje será más doloroso. Este es el caso de los tobillos, las muñecas, los nudillos, etc.
Los tatuadores siempre intentan que sus clientes sufran lo menos posible y para ello emplean varias técnicas, y en casos extremos suelen disponer de una crema anestésica para personas especialmente sensibles que no puedan soportar el proceso.
7. Los tatuadores son groseros y maleducados Como en cualquier otra profesión hay tantas personalidades como personas diferentes, así que hacer generalidades (como casi siempre) es un error. Los tatuadores también son personas, y obviamente pueden tener un “mal día” como cualquier otra persona. Tienen vidas personales a parte de su trabajo y problemas y preocupaciones que pueden influirles como a cualquier otro trabajador. Un tatuador no tiene porqué ser un macarra o un maleducado.


8. Tatuar es fácil Actualmente, un tatuador es un profesional que emplea técnicas que necesitan de varios años de práctica y trabajo, y muchas veces estudio o investigación (de técnicas de otros lugares, estilos diferentes, etc.). Tatuar implica numerosos elementos además de saber dibujar bien: conocimiento de los diferentes tipos de pieles y pigmentos, calcular el tiempo que llevará un trabajo, normativas relativas a la higiene y la esterilización del equipo, manejo de aparatos como el autoclave, y también trato con la gente: aprender a escuchar a sus clientes para realizar el trabajo que mejor se adapte a sus ideas es fundamental.

9. Los tatuajes son muy caros 
Como todo, esta afirmación depende de muchos factores, sobre todo de la complejidad del trabajo que quieras. Un trabajo pequeño y sencillo es totalmente asequible. Además si pensamos a largo plazo, el tatuaje es un añadido permanente a tu cuerpo. Lo pagarás una sola vez y te acompañará toda la vida; no tiene intereses, ni tendrás que financiarlo durante años; no te lo pueden robar ni lo puedes perder...
El precio de un buen tatuaje, como ocurre con una obra de arte (más si cabe hecha a medida) no es un factor al que debiéramos dar demasiada importancia.


10. Los tatuajes son para siempre 
En los últimos 15 años las técnicas de eliminación de tatuajes han conseguido mejoras increíbles. Hace años eliminar un tatuaje implicaba miles de euros en gastos médicos, pero con el paso de los años y la aparición de nuevos métodos, como el láser, los precios se han reducido y ya no es una tarea de años; aunque debemos recordar siempre que eliminar tatuajes es muchísimo más caro que hacerlos, y los resultados no son siempre totalmente satisfactorios (el ocasiones quedan sombras o restos), por lo que sigue siendo buena idea pensárselo seriamente antes de dar el paso.
Y para terminar tres mitos verdaderos. Cuando elaboré esta lista me encontré con temas que se repetían habitualmente y que era fácil demostrar que eran falsos, pero entremezclados con las leyendas urbanas encontré varias afirmaciones comunes relativas al ámbito de la salud que muchas veces despiertan dudas, por lo que he decidido consultar a profesionales de la salud en España. (No sé si estas conclusiones son aplicables a todos los países del mundo, pero al menos en España tienen aplicación).
11. Complicaciones relativas a los tatuajes y las resonancias magnéticas. 
Parece ser cierto que las resonancias magnéticas están desaconsejadas cuando se tiene un tatuaje reciente, más que nada a modo de precaución y porque parece que en la literatura médica hay casos documentados de gente a la que le sangró un tatuaje reciente al someterse a una resonancia.
También parecen estar documentados algunos casos aislados de personas sometidas a una resonancia magnética que han tenido una sensación de “picor” o “quemazón” en sus tatuajes. Como digo han sido casos aislados y no parece ocurrir casi nunca
(nada que ver con historias completamente falsas de gente a la que “le explotan sus tatuajes” y otras fantasía similares que podemos encontrar en Internet, o a las que el imán de TAC les arranca la tinta y la piel tatuada de cuajo, como un episodio de la serie televisiva “House”).
Se cree que estos efectos secundarios pueden ser debidos a la presencia de elementos metálicos en algunos pigmentos del tatuaje, que podrían “reaccionar” con el potente campo magnético que se emplea en las resonancias. En todo caso, y por lo que yo he podido averiguar todas las incidencias que parecen relacionar tatuaje y resonancia magnética parecen ser leves y de escasa importancia, debería ser un tema anecdótico debido sobre todo a que las tintas con componentes metálicos están prácticamente en desuso en el tatuaje moderno.

12. Tatuajes y embarazo 
Como regla general está desaconsejado hacerse tatuajes durante el embarazo, básicamente porque existe un riesgo, anqué sea mínimo, de contraer enfermedades o tener complicaciones (que el tatuaje se infecte, por ejemplo) que puedan afectar negativamente al niño, y lo mejor para el niño es que la madre se exponga a riesgos para la salud lo menos posible durante su periodo de embarazo.


13. Los tatuajes y la donación de sangre 
Y terminamos este artículo con el punto 13 (que como sabréis en un símbolo de buena suerte en el mundo del tatuaje) con otro tema que aparece comúnmente cuando se habla de hacerse un tatuaje: la donación de sangre.
Efectivamente, es cierto que en muchos países (entre ellos México) un tatuaje nos imposibilita para donar sangre durante un periodo de tiempo, en España este periodo es de 6 meses y en otros países puede llegar hasta los dos años. Esto es una medida de prevención de los servicios sanitarios debido al riesgo hipotético de que hayamos contraído alguna enfermedad a causa de nuestro tatuaje reciente; una enfermedad que puede que aún no aparezca en los análisis, de ahí este periodo de seguridad (periodo ventana).
Esta limitación para la donación de sangre se aplica a muchos otros ámbitos (no es algo exclusivo de la gente tatuada). Es bastante habitual después de haber viajado a algunos países en los que son comunes ciertas enfermedades, por ejemplo.
Pasado el periodo de cuarentena (que depende de la legislación sanitaria de cada país) podremos volver a donar sangre con normalidad.

Post Original: Tatuarte

lunes, 9 de febrero de 2015

#lasaparienciasengañan

En cualquier parte están los cuerpos de las personas marcados con un sello propio ya sea una perforación, tatuaje, corte o algún otro tipo de modificación en el cuerpo, haciendo del cuerpo un territorio marcado por los mismo límites que se propone cada uno, cuerpos que al final, son totalmente visibles a toda la sociedad, respondiendo a una estética de la presencia en la que el cuerpo aparece y desaparece al mismo tiempo ante los demás.
El rechazo hacia esta personas siempre se verá evidenciado en cualquier acto o palabra, pero por más diferentes que sean, independiente sea el aspecto, no hay un porqué justo para tomar esas actitudes, todos tienen el derecho a ser libres de hacerse en el cuerpo lo que deseen, de igual forma es decisión de cada uno, ya que eso no les afecta de ninguna manera a los demás, de una u otra forma los que no lo hacen a conciencia se retractan de lo que hicieron, porque obtuvieron resultados no muy gratificantes.
Nadie puede afirmar que un tatuaje altere lo esencial de la persona, pero no hay que perder el sentido común y el significado en cada cultura bajo los criterios sociales y su permanencia, sino hacen ningún daño ni perjuicio a los que los rodean no se halla una razón para esa acción, así como lo explica esta frase “Las heridas más profundas del cuerpo son tatuajes”.


El Fotógrafo Oscar Quetglas Junto Al Tatuador  José Juan Real nos presentan esta interesante sesión fotografía donde se demuestra que #lasaparienciasengañan